Se acerca una fecha importante para los chicos de El Plan de la Mariposa, por eso quisimos acercarnos y preguntarles, cómo estaban y cómo se venían preparando. Desde las redes sociales se nota mucha actividad, manija y ganas de que esto suceda, de que sea una fiesta inolvidable de música y baile. La cita es mañana 6 de mayo a las 20:00 hs en Niceto Club.

Queríamos contar cómo la banda vive la previa del recital. Hablamos para arreglar un encuentro y luego de unos movimientos, emprendimos nuestro viaje a la ciudad de la furia. Arrancamos desde La Plata, en el camino fuimos ajustando los últimos detalles y llegamos a Capital.   

Nos recibieron en su casa, venían de una jornada intensa, desde temprano en la radio Vorterix haciendo unas canciones. Mientras veíamos algunos de los videos, nos tomábamos unos mates y esperábamos a Seba. Venía un poco demorado, atrapado en algunos embotellamientos de autos, pero finalmente llegó, nos acomodamos un poco y enseguida comenzaron las preguntas.

Están preparando un recital nuevo, con lógica distinta atravesando una historia con los tres discos, ¿cómo viene esa planificación?

El año pasado sacamos Danza de Antalgia que fue un disco que nos ayudo un montón y estamos muy contentos por eso. Los demás discos también, pero este último nos dio un salto grande. Nos dedicamos a tocarlo un montón, en todos los recitales tocábamos casi todo el disco completo.   

Este show queremos renovar con respecto al año pasado, está dividido en los tres discos por secciones marcadas. Queremos mostrar la transformación entre el primer disco y este último. Poder agarrar canciones que teníamos de discos anteriores, que en su momento las tocamos de una forma y ahora aplicarles un poco lo que fuimos aprendiendo en este tiempo, reversionarlas. Por ejemplo estamos tocando ahora Rico Regalo, la primer canción que hicimos, en ese entonces Valen todavía vivía en Necochea y me mandó esa base por internet, la grabó simple. Es emocionante.

Hoy escuchamos una nueva versión de Ruido en el Vorterix, ¿Cómo surgió la idea de reversionar temas viejos?

La idea no es transformarlas o cambiarles la letra, sino que vuelen un poquito más. Por ejemplo, cuando escuchás una canción de Michael Jackson o de los Peppers vez que la canción levanta vuelo, eso buscamos.
Las canciones de brote levantan vuelo, pero sentíamos que le podíamos aportar algo más, como por ejemplo aportar algo a la base para que suene más firme, para que no se caiga en ninguna parte. También es difícil tocarlas como las tocábamos antes, porque también todas las personas vamos cambiando.

Seba Andersen - Niceto 2015 - Foto: Santiago Ropero

Seba Andersen – Niceto 2015 – Foto: Santiago Ropero

Nos acordábamos también de la nota que habíamos hecho allá por el 2014, en una visita de los planeros en la ciudad de La Plata en el rincón de los amigos, pero de ese momento ahora paso mucha agua, agua cargada de energía positiva que fue creciendo.

¿Qué otros desafíos encuentran o fueron encontrando en todo el trayecto que hicieron hasta ahora como banda?

Son todos pequeños desafíos. El principal es siempre tener algo para mostrar, estar siempre y traer cosas nuevas, sacando discos, producir cosas, de todo.

Si ahora te dedicas a una banda también haces cosas de cine, pintura, gráfica, todo se une en algún punto. No es que solamente haces música, que estás en tu casa, haces el temita y aparece no se quien y te lleva a no se donde. Ese es el desafío, ir actualizando e ir aprendiendo de todas las cosas que pasan.También es poder hacer canciones, que sea la guia. Buscar que la canción sea lo más hermosa posible y que se conecte con una emoción real.

También que estén ancladas a una emoción que sea verdadera, una experiencia tuya o a una historia que te contaron. Como en El Guruchain, si la canción no tuviera atrás la historia del chabon no sé de qué manera llegaría al que escucha. Para nosotros la hace mucho más fuerte. Sale con más potencia y con un caudal de energía real.

Seba ya estaba más relajado, venía con una intensidad de la vorágine del día. Con las palabras fue descomprimiendo, mientras Marcelino laburaba con unas graficas, sonaba bajito unos temas de Los Piojos, el mate se iba lavando de a poco, y seguimos.

Ya que te metiste en las canciones, ¿Cómo nacen, cómo se organizan a partir de una primera instancia, ya sea la inspiración, un disparador, una primera letra o melodía?

En El Plan, generalmente las canciones las comenzamos Maqui, Valen, Santi o yo. Somos varios pensando en eso, y por eso las canciones vienen de varias formas. 

¿Y cuándo llega ese momento? Llega un poco cuando se le canta la gana. (Risas)

Tiene que ver con un momento de canalización. Por ejemplo, lo que siente alguien que medita, o lo que siente alguien que va a correr luego de 35 minutos, como que entrás en un viaje, es ese estado de inspiración.

Es un momento muy emocionante cuando sentís que está viniendo una canción y todo se va acomodando. Capaz estoy diez días con una guitarra tratando de hacer una canción y no sale nada. Tienen que ver con emociones hacer las canciones. Es un momento muy hermoso.

Su ultimo videoclip – Azúcar Negra

 

Bien, entonces si pensamos en lo que están viviendo ustedes ahora, ¿Cómo ven el crecimiento de la banda a partir de todo lo que experimentaron y atravesaron para llegar a lo que son hoy en día?

Fue todo parte de un proceso. Todos fueron pequeños pasos, cada movimiento y cada cosa que íbamos haciendo iba en un una direccion que íbamos descubriendo en el camino, siento que hemos crecido bastante y eso está bueno.
Nos ayuda a entrar en otras dinámicas de laburo, no andar “pidiendo tanto”, sino que la cosa pueda fluir un poco más, que los lugares también nos llamen para tocar y que no sea solamente estar hinchando las bolas. Se empieza a dar vuelta un poco.

El primer disco lo grabamos sin saber tanto, fue más experimental. En este momento lo vemos con mucho cariño, pero en ese momento fue bastante tortuosa la grabación. Después llegamos a Trance Habitante más firmes, siempre aprendiendo. Y en el último disco siento que pudimos empatar lo que nosotros nos imaginamos, es lo que terminó quedando. Esa distancia ahora la siento más corta, es lindo, ojala siga este estado de evolución.

Cambiando un poco de tema, ¿Cómo es el tema de las redes sociales, la demanda y la rápida devolución de toda la gente? Son una banda que aprovecha mucho las redes para la difusión y participación.

Las redes sociales son una gran oportunidad. Vos tenés tu propio medio y podes aplicar creatividad o ideas, volcar cosas con una dinámica súper ágil y me parece muy interesante para una banda o para cualquier proyecto de alguien que quiera ponerse a hacer algo y quiera comunicar algo. Todo es muy rápido, eso nos ayudó mucho.

Son demandantes, pero nos hacen super bien. Por ejemplo hace un tiempo que no tocamos y recibimos mensajes de aliento de personas que nos quieren, nosotros también las queremos, se genera una relación a través de la música. Están ahí diciendo “dale loco metele para adelante”, eso a cualquier persona le hace bien.

Vamos a filmar un video y hay mensajes de aliento, algunas personas escriben muy emocionadas, textos largos flashandola con algo que le pasó con alguna canción o con algún disco que lo acompañó en un viaje, es como alucinante.

El Plan teloneando a Manu Chao - Foto: Santiago Ropero

El Plan teloneando a Manu Chao – Foto: Santiago Ropero

Hablar de viaje nos dió el pie para preguntarles sobre su ciudad, esa que llevan en su cuerpo, en sus palabras, en su identidad. Necochea atraviesa, tanto a la banda, como en sus canciones, como espacio físico (el mar, la naturaleza, el bosque), como lugar de origen y como hogar donde encontrar el refugio de su familia, ¿cómo forjan ese lazo?

Siempre pensamos por qué razón es que hacemos música, por qué la música que hacemos tiene la característica que tiene, y tiene que ver mucho con el contexto que nos criamos. Necochea es un lugar que tiene mucho cambio, debe ser uno de los lugares que más cambia de Argentina seguramente.

Pasa de un verano en donde se llena de turistas, viene mucha gente, abren todos los lugares, hay mucha fiesta en la noche, movidas, salidas, restaurantes, como que la energía explota como un volcán por unos 40 o 60 días. Después se chupa para adentro y tenés junio, julio y agosto, que es muy chupado, la gente se mete muy para adentro, hace mucho frío, hay viento, mucha humedad, entonces eso hace que sea muy cambiante.  

Eso siento que hace que la música que hacemos sea muy ecléctica. También hay algo tremendo en la naturaleza, tiene un río, tiene mar, tiene campo, tiene árboles, todo eso tiene mucha información y esta super bueno para criarse, para ser un pendejo en Necochea creo que esta re bueno.

Yo no querría haber nacido en Capital Federal y criarme acá, aunque seguro le hubiese encontrado la vuelta. Esa conexión con la naturaleza a nosotros nos gusta mucho, combinado con que nos tocó nacer en una familia que tenía una mamá que se vinculaba con la parte más espiritual, que hacía rituales, la naturaleza, sumado a la energía del mar y de los cambios, hacen a la música del plan.

Con el mate ya por terminarse y la música de fondo, Seba nos deja una yapa y promesa que va a alegrar a más de uno, y que para fin de año se vendrá un disco nuevo.

Los esperamos a todos el 6/5 en Niceto para compartir el mismo sentimiento y formar parte del ritual tan lindo que tienen para ofrecernos.

“Agradezco que no estoy solo, que  comparto las entrañas”


Por Paula Pallavicini y Tomás Barbieri

Fotos: Santiago Ropero