En un bar de Córdoba, en la década de los 80, nace una banda que después de un tiempo pasará a ser lo que hoy conocemos como Trebolares, de la mano del bajista Cristian Cariddi, Matias Santa en voz y guitarra, con la batería Eduardo Coiset y acompañando en los coros y con su guitarra Ignacio Bevacqua.

Una banda que nace en las sierras y muestra que Córdoba pisa fuerte en el rock. Con años de experiencia y con 2 discos en la mano,  hoy Trebolares se siente en las redes para que los conozca todo el país a través de la aplicación musical Spotify.

Hablamos con uno de sus integrantes, Ignacio Bevacqua, quien también como solista viene haciendo un gran camino, y nos cuenta los proyectos que tiene tanto personales como con la banda.

¿Cómo iniciaste en el camino de la música?

A los 8 años mi abuelo me regaló una guitarra y prácticamente empecé obligado clases de guitarra. A partir de ahí seguí estudiando guitarra hasta los 11 y retomé a los 13 hasta los 18. En ese momento vivía en Bariloche, cuando me vine a Córdoba seguí estudiando en un conservatorio y después con un profesor particular.

Mi primera banda la tuve a los 18, cuando me vine a vivir a Córdoba, que duró hasta los 22, ya a los 25 entré en Trebolares, y desde ese momento me sirvió mucho para crecer artísticamente, para descubrirme a mí. Empecé clases de canto, a componer y tbueno así es como llegue a donde esoy hoy.

¿Con qué bandas te sentís reconocido? ¿O cuáles son tus maestros?

Para la música soy bastante amplio, cuando era chico en mi casa se escuchaba desde música clásica hasta rock nacional, rock internacional.

Quizás, los artistas que más me marcaron de chico fueron Fito Páez, Charly Garcia y Sui Generis. Bueno también escuchaba a Serrat por mis viejos.

En cuanto al rock, la primera banda que descubrí cuando era chico fue Queen y los Beatles, fueron dos bandas que me influenciaron. Después, cuando me vine a vivir a y a estudiar a Córdoba, empecé a escuchar otro tipo de rock como Radio Head, un poco mas de rock de los 90 como Foo Fighters, Nirvana, o Blink, pasé por varias bandas de punk rock  y de pop punk como Green Day, otras medio mainstream.

Después, para la guitarra me gustaba más aquello tirando al rock se puede decir como Steve Vai, Joe Satriani y Santana. Esos son los artistas que me influenciaron como guitarrista. Hoy en día, ya uno se pone a investigar y descubre bandas que por ahí como músico le gusta y a la gente que no se dedica a la música no le gusta tanto.

Vimos que sos muy conocido en las redes sociales, ¿Cómo llegaste a eso? ¿Qué rol ocupan los medios de difusión para vos?

Lo de las redes sociales surge casi como una necesidad, debido a que los medios masivos no abren las puertas a artistas cordobeses. En general siempre se pasa música de Buenos Aires, son bastante conservadores.

Entonces, un día, charlando en la sala de ensayo y hablando con una amiga que es licenciada en marketing y especialistas en redes sociales, saqué como conclusión que si queremos llegar a los medios vamos a tener que ir por la puerta de atrás, vamos a tener que hacernos conocidos por las redes sociales y luego veremos si los medios nos llaman. Así que comenzamos en twitter un trabajo de hormiga tratando de llegar a la gente.

Después conocí Instagram y empecé a subir videos cantando, también haciendo trabajo de hormiga, tratando de llegar uno a uno y de a poquito fue creciendo. Mi insta personal tiene mas seguidores que el de la banda.

Así que los medios de comunicación masivos son los que impulsaron las campañas de difusión en redes sociales. Tal es así, que hoy los artistas populares empiezan a difundirse en las redes sociales al igual que nosotros. Estamos prácticamente compitiendo sobre las mismas plataformas. También los medios de comunicación independiente, que sí abren las puertas porque están en la misma que nosotros, quieren que la gente los lea, que a nosotros nos escuchen. Entramos en una especie de simbiosis que hace que todos crezcamos un poquito.

¿Cómo surge Trebolares?

La banda nace antes de que yo entre. El baterista y el bajista tenían una banda a finales de los 80 y en el 2010 decidieron retomar la idea de esa música. Se juntaron con un productor artístico, que era un músico más experimentado, y modernizó los temas. Yo conocía al productor y me dijo: – che estoy produciendo una banda, -¿querés probarte?  Me probé y quede, así es como entré y cómo surgió Trebolares.

¿A que hace referencia el nombre?

El nombre fue elegido por los chicos antes de que entre en el 2013. Fue el resultado de un proceso de selección bastante engorroso y largo según cuentan ellos. Habían hecho una lista de 200 nombres y la idea era buscar un nombre que sea poético, raro pero a su vez que sea único, fácil de escribir y recordar, por el tema de que si una persona no conoce la banda, lo primero que va a hacer es Googlearla, y si no puede escribirlo fácil al nombre, no nos va a encontrar nunca y además si fuera un nombre muy común tampoco nos van a ubicar.

Trebolares significa campos de tréboles, es el plural. Es una palabra que encontró la esposa del bajista en un libro que estaba leyendo, la propuso dentro de la lista de nombres, y salió seleccionado. Nunca supimos de qué libro lo saco, después de un tiempo yo encontré la palabra en un poema que creo que se llamaba “Paisajes de La Pampa”, de Atahualpa, también hay un pueblo en La Pampa que se llama así y tiene 200 habitantes.

En cuanto a su forma de producirse, ¿Se autogestionan o trabajan con alguna productora?

Nosotros armamos nuestra propia sala de ensayo, pagamos absolutamente todo, la producción del disco, las horas de grabación, los ensayos, los instrumentos. No tenemos ayuda económica de absolutamente nadie, aunque a veces algunas empresas nos bancan algunas ideas a cambio de publicidad, pero la mayoría de las veces sale todo de nosotros, lo cual es bastante difícil, pero lo bueno es que a su vez, las cosas que nos salen bien, no se las debemos a nadie, son nuestros logros.

¿Qué proyectos tienen a futuro como banda?

En este momento nuestro proyecto a futuro con la banda es grabar nuestro disco, vamos a entrar en el estudio en agosto, y si tenemos suerte, para diciembre ya va a estar terminado. Va a ser nuestro tercer disco, el primero fue de 4 temas y el segundo de 14, que está en spotify.

Por suerte con los temas de Trebolares ya superamos las 200.000 reproducciones, que es un logro enorme para una banda independiente autofinanciada y del interior de Córdoba. También, los proyectos a futuro es salir a defender esos discos con videoclips, y con recitales. Este año arrancamos muy bien, porque participamos en el Cosquín Rock, viajamos a Buenos Aires a tocar al Roxy, y después vinieron Las Pastillas del Abuelo, que nos invitaron a abrir el show en La Plaza De La Música ante 5000 personas. Además, yo individualmente voy a grabar mi primer disco solista en julio.