Horas antes, había estado circulando un mensaje entre los seguidores, que decía que la fecha no se iba a realizar, que la banda no se iba a presentar. ¿Por qué? ¿Quién lo hizo? Aún no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que no pareció importarles a toda esa fila de personas que se amuchaba, aún con las bajas temperaturas, en la entrada del Teatro Crisoles, en calle 1 entre 41 y 42 de nuestra ciudad. Un gran cartel en la boletería anunciaba que las entradas para Fraternal estaban agotadas, algo que ya se sabía días antes. “Qué bueno que algunos por ahí lo creyeron, porque acá no entra más gente”, diría su cantante horas más tarde.

Cuando ya estaban todos ubicados en sus lugares, un hombre de traje oscuro salió al escenario de atrás del telón rojo. Se acercó al micrófono, aclaró su garganta, y comenzó a leer el papel que tenía en su mano: “Ezequiel Olmo en guitarra. Leonel Aubert en batería. Chino Roldán como estable, reciente incorporación. Y ahora sí, Lautaro ‘Tano’ Villanueva, el guitarrista número uno de la ciudad de La Plata. Y con ustedes, su eminencia, la voz, el carisma en una sola persona -procedido por un “oooh” del público- : Juan ‘Bocha’ Villanueva”. Y en todo el teatro solo se escuchan aplausos y gritos de emoción.

Si hay algo que los hermanos Villanueva saben es de música, que al parecer llevan en la sangre. Arrancaron con “Todo lo que refleja en vos” del primer album, “Fraternal”, una que todos cantaron a coro. En el show interpretaron esos clásicos de la banda, como de 2SEGUN2, el nuevo material, que era el motivo por el que se presentaban.

A la salida podías encontrar el nuevo disco y las remeras de Fraternal, que seguramente ya vas a empezar a ver por la calle. ¿Querés escuchar un poco de lo que sonó esa noche? Mirá el video.